Según datos de Bigbank, el préstamo medio destinado a la celebración de bodas asciende a 4.500 euros

/COMUNICAE/

El gasto para la celebración de una boda puede superar los 40.000 euros aunque la media está entre 18.000 y 20.000 euros, duplicándose en los meses de mayo, junio y julio el número de solicitudes que se reciben en invierno. El alquiler del espacio, el banquete, el traje de la novia, el viaje y las alianzas entre los principales gastos a los que los novios deben hacer frente

Según datos de Bigbank, entidad financiera 100% digital especializada en préstamos personales, el préstamo medio destinado a la celebración de bodas está en 4.500 euros. Cantidad que se destina a hacer frente a los 20.000 euros de gasto medio que supone este tipo de celebraciones.

En España, más de 160.000 parejas deciden casarse cada año y, el alquiler del espacio, el viaje de novios, los trajes, las alianzas o el banquete son los principales gastos a los que los novios deben hacer frente.

Para Bigbank, la financiación enfocada a celebraciones y viajes representa más del 9% del total de préstamos concedidos. Este préstamo ofrece entre 2.000 y 15.000 euros sin gastos de cancelación total o parcial y cuenta con un periodo de desistimiento de 2 meses. Dentro de su portfolio de productos, el más solicitado es el Préstamo Hogar, destinado a la reforma y equipamiento del hogar, seguido del de compra de coche o moto, con un 27% y 17%, respectivamente.

Perfil
La edad media de las personas a las que se les ha concedido este tipo de préstamo es de 40 años y, por sexo, el 60% son varones frente al 40% que son mujeres. Según declaraciones de la compañía, la media de edad es más elevada porque en muchas ocasiones son los padres los que solicitan el préstamo para ayudar a sus hijos a tener una boda como la que ellos no pudieron tener.

Los datos de Bigbank muestran que Madrid y Barcelona son las dos provincias con mayor porcentaje de solicitudes dirigidas a la financiación de este tipo de celebraciones con un 19% y un 15% respectivamente. Les siguen Las Palmas y Valencia, con un 6% y un 5%.

Estacionalidad
Respecto a la estacionalidad, en general, el invierno es la peor época del año en cuanto a la solicitud de este tipo de préstamos, de hecho, según registros de Bigbank, los meses de mayo, junio y julio son los más fuertes llegando a duplicar el número de solicitudes que se reciben en invierno.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico